En nuestros festivales de jota recogemos una amplia muestra de todo el folklore aragonés.

En el baile podremos disfrutar de boleros, seguidillas, paloteos, danzas, jotas solistas... y un largo etcétera que servirá de muestra a los espectadores de la riqueza y variedad del baile en nuestra región.

En el canto escucharemos estribillos, pasodobles-jota, albadas, habaneras, dúos, estilos solistas, estilos de ronda, picadillos... un gran abanico de piezas con las que disfrutar de nuestro cuadro de voces.

Y sin olvidarnos de una parte importante y ornamental como es la variedad de vestuario que exponemos en cada festival. En cada una de las piezas de baile, nuestro elenco cambia de traje adaptándose a la zona geográfica de la pieza que interpreta: trajes del pirineo aragonés, de la Ribagorza, de la Sierra de Teruel, de la ribera del Ebro..., consiguiendo con ello una mayor vistosidad del espectáculo.

Todo ello, compartido y enriquecido por la música de nuestra rondalla, conforma uno de los formatos más clásicos que, desde el inicio de nuestra andadura, venimos ofreciendo al público con gran aceptación.