Todavía me parece escuchar el sonido de la plaza, un recuerdo en blanco y negro, con sabor a nostalgia y olor a pan recién hecho, Y entre lágrimas y sonrisas me pregunto...
¿Dónde está mi gente? ¿Dónde está mi pueblo?

Así comienza uno de los espectáculos más entrañables de nuestro repertorio. Pueblo de ayer es una obra inspirada en la localidad oscense de Belsué, en la que, a través de dos personajes (un abuelo y su nieto), se relata la vida de nuestros antepasados en las localidades rurales de Aragón.

Un espectáculo que emociona, que hace reír, llorar... , logrando que los sentimientos de nuestro público estén a flor de piel con una historia narrada a través de cantos y bailes aragoneses: labores de campo, cantos de bodega, rondas nocturnas, días de fiesta, bodas, emigración... y hasta la muerte, son algunas de las escenas que podemos disfrutar en este gran espectáculo y que harán que nuestros recuerdos, de experiencias de nuestra juventud en los pueblos, vuelvan a nuestra memoria.